SUERTE y PROSPERIDAD

Cómo atraer la buena suerte

Se acerca la Navidad y con ella el juego de la Lotería. Me gustaría preguntarle si es posible atraer la buena suerte. ¿Hay algo que podamos hacer para tener suerte? ¿Por qué algunas personas parecen tener más suerte que otras? ¿Por qué yo nunca he tenido buena suerte?

J. A. A. (Lugo)

En realidad no existe buena suerte y mala suerte. La suerte constituye un efecto del azar. La calificas de buena cuando el hecho fortuito te conviene y de mala cuando estimas que lo sucedido no te conviene.

Así pues, el planteamiento correcto es el siguiente: cómo puedes influir en el azar para que ocurra lo que más te conviene. Pues bien, influir en el azar es posible. Algunas personas lo hacen sin darse cuenta, por eso parece que sean más afortunadas que otras.

Existe una zona de la mente, por llamarlo así para simplificar, denominada por la física y la neurología Generador de Aleatoriedad, que puedes considerar como una brújula interior, un sistema de orientación mental que apunta siempre hacia donde la conciencia le indica, sirviéndose del azar para conseguir lo que deseas.

Ahora bien, como cualquier otra cualidad humana, el Generador de Aleatoriedad puede permanecer más o menos activado. De hecho, la mayoría de las personas ni siquiera son conscientes de su existencia. Otras personas, incluso sin saberlo, realizan una gestión mental apropiada que activa su brújula interior, y así es como capturan las oportunidades que nos ofrece a todos el azar.

Lo que calificamos de buena suerte no es otra cosa que una gestión mental apropiada, un enfoque correcto de la conciencia, que puede aprenderse y utilizarse. La psiquiatra Marie-Louise von Franz, la última de los discípulos formados directamente por el célebre psicoanalista suizo Carl Gustav Jung, opinaba que “quizá la suerte sea, en último término, una construcción mental”.

Leyendo tu mensaje, creo que tienes infrautilizada tu brújula interior, y por eso te consideras una persona sin suerte. Si quieres ahondar más en todo esto te recomiendo mi libro Programación Neuro-Quántica, donde podrás encontrar los fundamentos científicos de cómo funciona el Generador de Aleatoriedad, como activarlo y mantenerlo siempre programado hacia donde te interesa.

Cómo ganar a la Lotería

Como tu consulta se refiere a la Lotería de Navidad, imagino que deseas una respuesta de tipo práctico. Pues bien, te la otorgaré con una historia real. En los años cuarenta, cuando América estaba en guerra con Japón, un avión de pasajeros norteamericano que sobrevolaba el Pacífico cayó abatido por aviones de combate nipones en una isla desierta. Sólo sobrevivió una persona, que hubo de adaptarse como si fuera un moderno Robinson Crusoe.

Este hombre comía los frutos de los árboles y saciaba la sed en un manantial. Con troncos y hojas de palmera construyó un refugio. Pero no tenía nada con lo que hacer fuego. El avión, junto a los fallecidos en el accidente, fue tragado por la marea y no le dio tiempo a salvar más que unos cuantos objetos de uso práctico.

Pasó el tiempo y nadie llegaba para rescatarlo, ya que la isla quedaba lejos de las rutas habituales de navegación. Casi dos años después, el hombre, desesperado ante su situación, maldecía su mala suerte rogando a Dios que aliviase aquel sufrimiento insoportable.

Una tarde, mientras recolectaba frutas en la espesura de la isla, sobrevino una fuerte tormenta. Un rayo cayó sobre su choza, que se incendió, quemándose todo cuanto había podido salvar del naufragio. Desesperado, comenzó a gritar contra Dios, el destino y su mala fortuna.

De pronto, cuando ya pensaba incluso en el suicidio, escuchó la fuerte y ronca bocina de un buque. Un enorme trasatlántico, que había observado la columna de humo del incendio al arder la cabaña, se acercaba para rescatarlo.

Y es que lo bueno y lo malo no son más que conceptos humanos. La vida no hace  distinciones ni categorías. Eres tú, con tu conciencia, con tu visión más allá de las apariencias y de los convencionalismos, quien puede focalizar su mente para orientarse hacia lo que deseas. En definitiva, cada uno construye su propia suerte.

Me preguntas, por otro lado, si existen los rituales para la buena suerte. Desde luego, pues como ya descubriese Jung investigando antiguos talismanes de todo el mundo, la mente subconsciente funciona mediante simbolismo. Un ritual no es otra cosa que un mensaje cargado de información codificada dirigido al subconsciente. Puede parecer algo irracional, y sin duda lo es. No en vano, para que un rito funcione debería evitar el severo juicio de la mente racional.

El mejor talismán posible para atraer la buena fortuna eres tú mismo, tu propia mente. Tal como indica Robert Kiyosaki, autor del libro Padre Rico, Padre Pobre, “la mente puede ser entrenada para crear una enorme riqueza”. ¿En qué consiste dicho entrenamiento? Ante todo tienes que comprender cómo funciona tu brújula interior.

Las últimas investigaciones conjuntas en física y neurología indican, tal como dedujese Marie-Louise von Franz, que la buena suerte puede potenciarse, que constituye una respuesta positiva del azar, influenciado por la conciencia. Si activas tu brújula interior hacia lo que deseas conseguir, los vientos invisibles del azar soplarán tu sobre tus velas, impulsándote, antes o después, hacia el objetivo que deseas.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s